Comunicado Oficial
Por: LAVIDA
A la Opinión Pública Veracruzana
2014-11-15 / *Frente al clima de violencia, represión, duelo e inseguridad que priva en todo el territorio nacional, y en particular el estado de Veracruz, la red de organizaciones abajo firmantes, hace pública su postura respecto a la celebración de los “Juegos Centroamericanos y del Caribe”
A la Opinión Pública Veracruzana
A Medios Libres, Autónomos y Organizaciones Civiles
A la Prensa Nacional e Internacional
A las Delegaciones Deportivas de Centroamérica y el Caribe
A todas las mexicanas y los mexicanos

Frente al clima de violencia, represión, duelo e inseguridad que priva en todo el territorio nacional, y en particular el estado de Veracruz, la red de organizaciones abajo firmantes, hace pública su postura respecto a la celebración de los “Juegos Centroamericanos y del Caribe”. E igualmente por este conducto, manifiesta su enérgico repudio e indignación por los hechos ocurridos en el municipio de Iguala, Guerrero, el pasado 26 de septiembre de 2014, donde perdieron la vida seis personas, entre ellas tres estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, y 43 más se encuentran desaparecidos, sin que hasta la fecha se tenga conocimiento preciso de su paradero, en una secuencia de acontecimientos envueltos en una incorregible opacidad, pero que a todas luces involucra graves violaciones a los derechos humanos, tales como la tortura, la desaparición forzada, y la ejecución extrajudicial. Figuras delictuosas que por definición son efectuadas por agentes estatales o por grupos extralegales que actúan con la aquiescencia del Estado.
En este sentido, y en respuesta a los dos escenarios antes referidos, manifestamos lo siguiente:
1. Las organizaciones acá reunidas, se suman al reclamo de justicia para los normalistas de Ayotzinapa, y expresan su solidaridad incondicional con las familias de los 43 estudiantes desaparecidos. En atención a la emergencia nacional, este reclamo de justicia se hace extensivo en beneficio de todos los familiares de las víctimas de la violencia de Estado, y de la narcoguerra que mantiene en vilo a la familia mexicana, cuyo saldo de terror es humanamente inaceptable.
2. La movilización ciudadana que surgió tras los hechos criminales en Guerrero ha cobrado fuerza y extensión. El Estado Mexicano, a menudo intolerante con la acción social autónoma, trata de frenar la creciente indignación popular, con tácticas de amedrentamiento e intimidación. Por ello, se demanda el cese de hostigamiento a la sociedad mexicana en general, a la población civil veracruzana en particular, y especialmente a los estudiantes y jóvenes, que son estigmatizados de forma sistemática, y en cuya satanización se incuba –como demuestran los hechos represivos en Guerrero– el germen de la agresión estatal.
3. Para el caso de Veracruz, cualquier amenaza o acto de violencia en contra de la ciudadanía, será atribuida al Gobierno del Estado, y se hará responsable al Gobernador en funciones, Javier Duarte de Ochoa, por cualquier acto que redunde en represión.
4. En el territorio Veracruzano, las realidades predominantes son la inseguridad, la persecución ciudadana y la corrupción gubernamental. Y aunque la procuración de seguridad y justicia es una tarea fundamental de las instituciones, en Veracruz las autoridades públicas han renunciado al conjunto de obligaciones y facultades que establece el ordenamiento jurídico mexicano, arrastrando al estado a una espiral de violencia, empobrecimiento sostenido, desprotección jurídica y bancarrota política. Veracruz es un campo de guerra, y un paraíso de la criminalidad. La entidad ocupa el segundo lugar en materia de secuestros, únicamente detrás de Tamaulipas, y uno de los primeros sitios en materia de desaparición forzada. De acuerdo con cifras de la Procuraduría General de Justicia del Estado, de 2011 a 2014 desaparecieron 665 personas. En 2014 se reportaron 81 de estas ausencias. Y la cifra va en ascenso, en un entorno de negligencia e impunidad. En relación con la libertad de prensa y la situación de los informadores, la entidad veracruzana presenta un saldo ominoso. La Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias advierte que el estado de Veracruz concentra el 50 por ciento de los homicidios contra periodistas en México desde 2011. Hasta febrero de 2014, se contabilizaron 10 periodistas asesinados, cuatro desaparecidos, y 132 agresiones contra la prensa estatal. Según la organización Reporteros Sin Fronteras, el estado de Veracruz es uno de los 10 lugares más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo. Por añadidura, cabe resaltar que todo el territorio nacional es centro de operaciones del crimen y el narcotráfico, y sus ejércitos regulares e irregulares tienen carta de ciudadanía, y licencia para matar o delinquir con el aval cómplice de la autoridad pública.
5. En este trágico contexto, el Gobierno del Estado de Veracruz se dispone a celebrar unos “Juegos Centroamericanos y del Caribe” con poca o nula aceptación ciudadana, y empañados por escándalos de malversación de fondos públicos, cambios de uso de suelo fuera del marco de la ley, censura sistemática de la prensa local, y graves violaciones a los derechos humanos, particularmente de los migrantes procedentes de esos países que ahora, el Gobierno del Estado, se dispone a recibir hipócritamente con los brazos abiertos.
6. Solicitamos la comprensión y sensibilidad de las delegaciones que tienen programado visitarnos, y exhortamos a los atletas, y a la población en general, a que se unan a nuestro reclamo. Sabemos que estos eventos entrañan ilusiones para los deportistas. Pero si alguna delegación condena públicamente la acción violatoria del Estado, en solidaridad con la crisis humanitaria que envuelve a nuestra entidad, será acreedora de nuestro más profundo reconocimiento.
7. Somos conscientes de la pluralidad que existe en el terreno de la lucha política. No obstante, es preciso hacer notar que nuestras acciones de reprobación a los “Juegos Centroamericanos y del Caribe”, se ciñen a una agenda cuyos procedimientos son enfáticamente pacíficos y civiles.
8. Refrendamos la postura pública adoptada por diversas organizaciones civiles, incluida la comunidad universitaria, respecto al carácter socialmente agraviante e inoportuno de la competencia deportiva en puerta. Serán los Juegos del Hambre, Sangre e Injusticia.

Xalapa Veracruz a 14 de Noviembre de 2014

Lista de firmantes:

Colectivo La digna voz
Colectivo por la Paz Xalapa
#YoSoy132 Xalapa
#YoSoy132 Encuentros Nacionales
#YoSoy132 Internacional
Tercera Generación Maestría en Ciencias Sociales IIH-S (Universidad Veracruzana)
Iniciativa Ciudadana para la Investigación Social y los Derechos Humanos
Pobladores Asociación Civil
Alianza Internacional de Habitantes
Encuentros YoSoy132 Madrid
Foro Teatral Área 51 A.C.
Colectivo ACERO-JCM
Colectivo Benita Galeana-JCM
Asamblea Popular Monumento a la Revolución 132
Mesa de Transformación Política y Vinculación con Movimientos Sociales 132
Unidad de Artes – Universidad Veracruzana
El Candigato Morris
La Asamblea Veracruzana en Defensa Ambiental (LAVIDA)
 
  MÁS ENTRADAS
 
  NDV VIDEO
Des-pa-jito AMLO
 
  EL COCO
El 4 de junio próximo el PRI perdería la gubernatura de Nayarit; en Veracruz también perderá y será tercer lugar en la repartición de las 212 alcaldías en juego...
 
  FOTO DEL DÍA
Pobladores del Triángulo Rojo en Puebla veneran al Niño Huachicol, que es similar al Santo Niño de Atocha, con la diferencia de que porta un bidón en su mano derecha en la izquierda tiene una manguera, representando las que se utilizan para el robo de combustible. Los creyentes le piden que los proteja para no ser detenidos cuando ordeñan una toma de hidrocarburos clandestina, evitar incendios en donde se resguarda el combustible, protección para sus familias y no caer en las manos del ejército. En el mercado de Tepeaca venden la ropa para vestir a los niños dios con ese modelo por un costo de 150 a 200 pesos. “La gente venera al Niño Huachicol, lamentablemente ya forma parte de la cultura de este estado; ya tenemos corridos, canciones y mucha gente ya lo ve normal”, comentó Socorro Quezada, diputada local del PRD.